Rotura de Tímpano, todo lo que debes saber.

La perforación de la membrana timpánica, o como diriamos coloquialmente: la rotura del tímpano. Es un orificio o desgarro que se produce en el tejido fino que separa el conducto auditivo del tímpano.

Esta rotura es capaz de causar la pérdida total de audición o que el oído medio sea mucho más vulnerable a sufrir infecciones, lesiones y otro tipo de complicaciones. Pero no te asustes, generalmente se cura solo en pocas semanas, sin embargo siempre es necesario acudir al especialista ya que en algunos casos incluso es necesario realizar un procedimiento quirúrgico para que sane.

Los principales síntomas.

  • Dolor de oído que desaparece rápidamente
  • Secreción transparente, con pus o con sangre del oído
  • Pérdida de la audición
  • Zumbido en los oídos (tinnitus)
  • Sensación de mareo (vértigo)
  • Náuseas o vómitos que puede producir el vértigo

Cuándo consultar al Otorrinolaringólogo

Hay que ir a cita con el especialista con cualquiera de estos síntomas, ya que pueden también estar relacionados a otros padecimientos. El oído medio e interno están compuestos de mecanismos sensibles y bastante delicados y deben de ser atendidos solamente por especialistas.

Puedes agendar una cita ahora mismo haciendo click aquí. 

Causas

  • Infección en el oído medio (otitis media). Es común ver que una rotura es provocada por la presión de los líquidos acumulados en el oído provenientes de una infección.
  • Barotraumatismo. Es la fuerza que el tímpano ejerce para compensar un desequilibrio de presión entre el oído medio y la presión del ambiente. Si esta presión resulta ser muy elevada, el tímpano puede llegar a romperse. Esto es común en los viajes de avión, bucear o un golpe directo al oído.
  • Sonidos fuertes o explosiones (trauma acústico). Un sonido fuerte o un estallido, como el de una explosión o un disparo , puede provocar un desgarro en el tímpano.
  • Objetos extraños en el oído. Objetos pequeños, como un hisopo o una horquilla para el cabello, pueden perforar o desgarrar el tímpano.
  • Traumatismo craneal severo. Las lesiones graves, como las fracturas de cráneo, pueden provocar la luxación o el daño de las estructuras del oído interno y el oído medio, incluido el tímpano.

Complicaciones

El Tímpano tiene dos funciones principales:

  • Audición. Cuando las ondas sonoras lo golpean, el tímpano vibra: el primer paso que siguen las estructuras del oído interno y el oído medio para convertir las ondas sonoras en impulsos nerviosos.
  • Protección. El tímpano también actúa como una barrera que protege al oído medio del agua, las bacterias y otras sustancias extrañas.

Si el tímpano se rompe, se pueden producir complicaciones durante el proceso de sanación o si no puede sanarse. Las posibles complicaciones comprenden:

  • Pérdida de la audición. Normalmente, la pérdida de la audición es temporal, dura solamente hasta que se cura el desgarro o el orificio en el tímpano. El tamaño y la ubicación del desgarro pueden afectar el grado de la pérdida de audición.
  • Infección en el oído medio (otitis media). Un tímpano perforado puede permitir la entrada de bacterias en el oído. Si el tímpano perforado no se cura o no se repara, puede ser vulnerable a infecciones continuas (crónicas), que pueden provocar la pérdida permanente de la audición.
  • Quiste en el oído medio (colesteatoma). Un colesteatoma es un quiste en el oído medio que está compuesto de células de la piel y otros restos.Normalmente, los restos que se encuentran en el conducto auditivo se desplazan hacia el oído externo con la ayuda de la cera que protege los oídos. Si el tímpano se rompe, los restos de piel pueden pasar al interior del oído medio y formar un quiste.El colesteatoma ofrece un entorno favorable para las bacterias y contiene proteínas que pueden dañar los huesos del oído medio.

Prevención

Es vital tener una gran cultura de prevención, no solamente para este tema en particular sino con toda nuestra salud en general. La medicina preventiva siempre es igual de importante; trata de seguir estas recomendaciones al pie de la letra.

  • Obtén tratamiento para las infecciones del oído medio. Ve al especialista, no tomes remedios caseros.
  • Protégete los oídos durante el vuelo. Si es posible, no vueles si estás resfriado o si tienes una alergia activa que provoque congestión nasal o de los oídos. Durante el despegue y el aterrizaje, mantén los oídos despejados con tapones de compensación de presión. .
  • Cuídate de los ruidos excesivos. Protege tus oídos del daño innecesario con tapones protectores u orejeras en el lugar de trabajo o durante actividades recreativas si hubiese ruidos fuertes.

lygnum