Alergias

Las pruebas de alergia son muy importantes a la hora de tratar los síntomas que con este inicio de primavera muchos de nosotros empezamos a padecer. Durante estas fechas las consultas por síntomas alérgicos aumentan hasta un 70%, lo que claramente indica que muchas personas padecen de algún tipo de alergia que se activa en estas circunstancias. Lamentablemente la mayoría de estas alergias no son tratadas adecuadamente ya que al creer que solo son síntomas estacionarios que son provocados principalmente por pólenes de árboles y grimineas (diferentes tipos de pasto).

Sin embargo existen cientos de factores por los cuales se pueden llegar a presentar estos síntomas, por lo que atacar una alergia sin saber específicamente el agente externo que la provoca, puede llegar a ser bastante riesgoso para el paciente. Por lo que es de vital importancia que al presentar síntomas tan claros de alergia, se sea sometido a una prueba de alergia para determinar cual es el causante especifico y así ser tratado como corresponde. Algunos de los principales factores que desencadenan estos síntomas son:

Pólenes de arboles como arce, fresno, plátano olmo, etc.

Polen de gramineas, diferentes tipos de pasto.

Esporas de los hongos, principalmente los hongos de interior ambientales, por ejemplo; manchas en la pared.

Ácaros de polvo.

Caspa de animales.

En Otorrino Medical tomamos siempre en consideración que estas fechas suelen ser difíciles para estos pacientes, por lo que durante todo el mes de marzo y abril , las pruebas de alergia tienen un 30% de descuento. Dicha prueba es un examen cutáneo (en la piel) o un análisis de sangre para testear con que alérgeno podría desencadenar una respuesta alérgica. La prueba cutánea es mucho más frecuente ya que es más rápida y barata que la prueba de sangre, pero ambas son igual de efectivas.

Se coloca una pequeña muestra del alérgeno ya sea en la piel o debajo de ella para ver si hay alguna reacción.

Prueba de punción cutánea:
Esta prueba consiste en colocar una gota de una solución que contiene un alérgeno especifico y una serie de pequeñas incisiones en la piel permiten que la solución tenga contacto por debajo de la piel. Posteriormente se verifica si en el lugar de la prueba se forma una zona rojiza, elevada y con comezón a la cual se le denomina «habón. Esto quiere decir que el paciente es alérgico a ese alérgeno.

Para aprovechar nuestra promoción da clic aquí o llama al (01) 777 317 82 84 y ¡Agenda tu cita de valoración antes de que se acabe el tiempo!

lygnum

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *